sábado, 18 de enero de 2014

BOLSA: RETROCESOS DE FIBONACCI


Hoy empezaré la entrada con un poquito de historia, supongo que os sonará el número áureo, también conocido como la divina proporción y que no es otro que el 1,618.

Este número resulta que ya era conocido por los egipcios y  las pirámides están construidas siguiendo esta proporción, el Partenón griego también sigue esta proporción, pero lo más curioso de todo esto es que la naturaleza parece haber elegido este patrón y hay numerosos ejemplos de ello, la formación de las galaxias, la distancia entre los anillos de la concha de los caracoles,  la relación de la altura de una persona y la de su ombligo, las semillas de los girasoles, los pétalos de una flor, el número de ramas de un árbol y un sinfín de casos más.

Dicho esto, vamos a ver la sucesión de Fibonacci que no es otra que sumar al siguiente número el anterior, es decir,:

1, 1+1=2, 2+1=3, 3+2=5, 5+3=8, 8+5=13, 13+8=21, 21+13=34, etc

de esta manera la sucesión es: 1, 2, 3, 5, 8, 13, 21, 34, etc  pero lo curioso de la serie no son los números en sí, si no la proporción que existe entre ellos y que se acerca muy mucho en porcentaje al número áureo 1,618.

Pues bien otra herramienta que se usa dentro del mundo de la bolsa son los retrocesos de Fibonacci: 0%, 23.6%, 38.2%, 50% y 61.8%.

Esto para que nos sirve, pues bien lo que hace es proporcionarnos soportes y resistencias que no se ven a simple vista cuando por ejemplo nos encontramos en una fuga o en un valor que no se encuentra dentro de un rango claro que nos permita establecer soportes y resistencias.

Para ello nos vamos a PRT y pinchamos en el botón Fibonacci, a partir de ahí elegimos un rango marcando primero un máximo y después un mínimo y automáticamente nos dirá los soportes o las resistencias para ese valor y podremos observar que coinciden con los porcentajes que os he escrito un poco más arriba.

En este caso escogido al azar vemos que los soportes han sido el 23,6% y el 38,2% mientras que la resistencia está en el 0%.

Lo cierto es que no existe ninguna explicación a este método salvo del tipo de la mística por lo que hay muchos detractores de esta herramienta pero lo cierto es que se cumple con demasiada frecuencia como para no tenerla presente.


En vuestras manos queda su uso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario