martes, 28 de enero de 2014

BOLSA: HOY ESCRIBO MI DIARIO DE BOLSA. LA MORALEJA QUE LA ESCRIBAN OTROS.


Escribo hoy esta entrada sobre todo a modo de diario personal puesto que todo lo que escribo a continuación me lo estoy diciendo y tratando transmitir a mí mismo y si de paso os sirve de reflexión a los que lo leáis pues mejor que mejor me hará sentir muy feliz y dará sentido a este humilde blog. Parece y repito, solo parece, que el mercado quiere volver por sus fueros y que lo de la semana pasada ha sido una corrección de más de un 5 % que cogiendo perspectiva temporal entraría dentro de lo normal. No lanzo las campanas al vuelo ni mucho menos, trato de ser lo menos sentimental posible porque mañana nos podemos ir para abajo de nuevo, solo trato de reflexionar porque lo que ayer parecía negro tras el día de hoy lo podemos ver blanco brillante y es que la renta variable es así se pasa por todos los colores del arco iris en cuestión de días y creo que probablemente es lo que hace que al final nos enganche a todos.

 La verdad es que después de la subida tan grande que llevábamos, no solo este 2014 sino el anterior 2013 se hace evidente que nos cuesta menos acostumbrarnos a lo bueno que a lo malo y a todos nos entra el miedo. Es cierto que nos jugamos dinero y eso hace que todo se magnifique todo más y nos haga, a veces, precipitarnos y tomar decisiones menos buenas de lo que sería deseable, de ahí que yo tampoco soy partidario de lo que muchos recomiendan antes de lanzarse a invertir en bolsa, muchos recomiendan estudiar, leer (hasta aquí perfecto) y probar en simuladores; pero tras ver lo que ocurrió la pasada semana creo que cualquiera es consciente de que no es lo mismo ver caer tus beneficios reales un 5 % que ver caer ese 5 % en dinero virtual. Os puedo asegurar que no se toman las mismas decisiones y que además lo normal es que actuamos de mejor manera con el dinero virtual puesto que los sentimientos no son los mismos.

Volviendo a lo ocurrido no debemos olvidar los que seguimos el método Weinstein que es un método de inversión a medio plazo (8 meses a 1 año), esto no significa que un valor vaya a funcionar desde el primer día que lo añadamos a nuestra cartera. La mecánica es añadirlo a la cartera con el Stop en el punto en el que estamos dispuestos a asumir las posibles pérdidas y esperar, que funciona bien, estupendo, que nos salta el Stop asumimos la pérdida y a por otro. Posibles síntomas de salida de los valores son: pérdida de la MM30, pérdida de fortaleza relativa o cumplimiento de objetivos entre otros, ninguno de esos factores se dieron en los valores que tenemos en la cartera por lo que pese a la bajada nuestra operativa seguía intacta. Lo que no puedo negar es que más de un valor se encontró cerca de los límites y eso lo que si provoca es que en vez de vigilar la cartera semanalmente al cierre de las velas lo hagamos casi a diario hasta que el mercado se defina hacia un lado u otro.

Está bastante demostrado bajo mi punto de vista que el sistema acierta bastante y en cualquier caso cuando un solo valor funciona bien es capaz de cubrir con sus beneficios las pérdidas que se nos ocasionen en 2 o 3 valores de los que no funcionan. Esto último lo podemos ver en la cartera del año pasado donde hubo más de 2 y 3 valores que superaron el 40 % de beneficio.
Otro punto a destacar y con el que sé que me hago muy repetitivo es con el hecho de que rentabilidades como las del año pasado no son normales ni mucho menos y estas se produjeron por una buena elección en la cartera y porque el mercado acompañó, sin esos dos factores no se consiguen buenos resultados. Podéis hacer vosotros mismos las cuentas del dinero que conseguiríamos si sacáramos un 20% durante 10 años consecutivos, yo creo que más de uno dejaríamos de trabajar y este mundo de la bolsa no es un cuento de hadas sino todo lo contrario es un mundo de tiburones, de depredadores, de leones contra gacelas o de toros contra osos.

A día de hoy observamos que ante lo sucedido la línea ADn ha perdido el deseable nivel de +80 lo cual nos hace que debemos estar preparados si llegado el momento perdemos el +50 que sí que significaría que el impulso a terminado. Si el impulso acaba cada uno optará por lo que más le interese, o bien liquidar posiciones ganadoras y esperar al nuevo impulso, o bien aguantar y esperar al siguiente. Los impulsos son ideales para entrar a comprar pero la pérdida de impulso no quiere decir que tengamos que vender, ya que en el medio plazo debemos pasar varios impulsos.

Mi manera de actuar si el impulso se acaba será mantener y que me saquen los Stops del mercado cuando empiece el nuevo impulso decidiré que hacer. Lo normal es que cuando entiendo que un valor ha llegado a su objetivo a su momento de venta es ajustar el Stop al mínimo de la semana precedente y que si continua la subida continuamos dentro y si no pues que actúe el Stop (cortar las pérdidas y dejar correr las ganancias).

Espero que este pequeño resumen de mi operativa os ayude y que por lo menos os haga pensar qué hacer a partir de ahora ante situaciones parecidas. Lo más importante para un inversor es poder tomar sus propias decisiones y no depender de otro. Mi táctica es abstraerme de las noticias cuando son muy buenas o muy malas y centrarme en el gráfico que es capaz de hablar por sí solo.

Seguiremos a la expectativa pues un día bueno no significa que esto haya terminado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario